COMUNICACIÓN OMNICANAL EN EL PUNTO DE VENTA

 

Hasta hace relativamente poco, los canales físico y digital se entendían como canales de venta separados. Se suponía que cada uno aportaba una experiencia diferente al consumidor y que apenas existían cruces de clientes entre ellos: los que compraban en el canal físico a un retailer o marca determinada lo hacían sólo en el canal físico, y los que lo hacían on line apenas pisaban la tienda.

La tienda física aporta una serie de cosas que quedan fuera del alcance del e-commerce (experiencia física, venta asistida, contacto con el producto). De ahí que gigantes digitales como Amazon o Google hayan decidido completar su negocio abriendo tiendas físicas. Por otro lado, un e-commerce también goza de valores diferenciales (amplitud y profundidad de surtido, inmediatez de la compra, comodidad, servicio 24/7) que no se encuentran en el mundo físico, quedando hoy pocos retailers que no hayan asegurado su presencia digital de una u otra manera.

En cualquier caso, lo que a nadie se le escapa hoy día es que estos dos canales hace mucho que dejaron de existir de forma aislada y cada vez más se presentan cruces entre ellos. Un ejemplo sería el ROPO (research on line, purchase off line) en el que la información previa a la compra se realiza en el mundo digital pero la ejecución de la misma se realiza en el mundo físico (de acuerdo con GfK, el 60% de los compradores “off” buscaron “on line” la información necesaria para realizar la compra). Y obviamente hacia el lado contrario también funciona: el 50% de los compradores on line visitó la tienda física antes de realizar su compra.

Por tanto, a estas alturas ya no tiene sentido considerar estos canales como independientes sino como “ventanas de oportunidad” diferentes para que el cliente ejecute su compra final. Aquí es precisamente donde entra el concepto de omnicanalidad o multicanalidad. Podríamos decir que consiste en difuminar lo más posible la barrera existente entre el mundo físico y el digital. Al fin y al cabo, el consumidor no piensa en canales, piensa en retailers o en marcas de manera que espera que el retailer o la marca escuche sus peticiones de la misma manera y con la misma respuesta independientemente de cómo esté accediendo a su oferta.

En México obviamente las cosas no son diferentes. Hoy día, la penetración de los teléfonos inteligentes ya alcanza el 60%, empujando a retailers y marcas a buscar nuevos elementos de comunicación para sus productos o servicios y tratando de alcanzar una comunicación integrada.

Las agencias han recogido el mensaje, tratando de adaptar sus soportes de comunicación tradicionales para convertirlos en elementos de comunicación omnicanal.

En esta línea, una agencia especializada en shopper marketing ha lanzado in-Contact, un producto que consiste en equipar los mupis tradicionales con tres tecnologías diferentes: beacons, etiquetas NFC y códigos QR. La combinación de estas tres tecnologías brinda una gran flexibilidad para el usuario mexicano, ya que puede interactuar a través de medios conocidos, poco intrusivos y fáciles de usar.

in contact 2

Por su parte, las marcas obtienen acceso a una dimensión extra, la cual les permite ejecutar una comunicación omnicanal, complementar la comunicación en punto de venta, fortalecer su imagen y empujar la compra de sus productos.

Pero quizá la característica más importante de In-Contact es que fomenta la generación de experiencias de compra que ofrecen un valor agregado a los compradores que visitan las tiendas de autoservicio, invitando a la interacción con el cliente.

Al combinar los medios digitales con los físicos se promueve la estrategia de omnicanalidad que sin duda es una de las tendencias más importantes en la industria de la publicidad para 2017.

Una iniciativa que creo que tendrá éxito.

Nota: en el momento de publicar este post me encuentro trabajando para in-Store Media

Anuncios

OUTDOOR, EL DF Y ALGO MÁS

Cinco meses viviendo en DF. Es difícil resumir en un solo post la experiencia de vivir en una ciudad como esta. Y es difícil hacerlo habiendo estado tan poco tiempo. Quizá mi visión vaya cambiando conforme pase más tiempo aquí, pero en cualquier caso hay cosas que destacan lo suficiente como para captarlas en menos de tres o cuatro semanas. Allá van las cinco cosas que creo que mejor definen al DF (o al menos las que más le llaman la atención al extranjero recién llegado):

  1. Su tráfico. No hay calle del DF que no tenga tráfico. A cualquier hora. Cualquier día de la semana. Tráfico denso por calles dudosamente pavimentadas y un estilo de conducción marcadamente agresivo. Los semáforos brillan por su ausencia y las señales de tráfico son escasas. Hay que echarle valor para salir de alguno de los cruces…o estar condenado a no salir en absoluto. Eso sí, hay dos características que definen al conductor del DF: una, que es extraordinariamente tolerante con las maniobras de los demás; maniobras que en Europa serían castigadas con una sonora pitada y unos cuantos insultos aquí pasan totalmente desapercibidas. Otra, el hecho de que los dobles intermitentes de emergencia le otorgan inmediatamente la envidiable cualidad de la “invisibilidad”; se puede uno parar prácticamente en cualquier lugar, darle al botón de los cuatro intermitentes y…voilá, se convierte uno en invisible
  2. El “periférico”. Una especie de anillo de circunvalación, salvo que éste no “circunvala” nada, sino que en su mayor parte está metido en la ciudad y con la particularidad de que en parte de su recorrido tiene dos pisos. El segundo piso es el equivalente a un puente elevado de 6 carriles y 10 Km de largo, casi nada…
  3. Su extensión y población. El DF tiene 1.495Km cuadrados y una población de casi 9 millones de personas. Si consideramos la Zona Metropolitana del Valle de México (DF y aledaños, 8.000Km cuadrados)  nos vamos a 21 millones de personas; por ponerlo en contexto, en la Comunidad de Madrid (misma extensión) hay la cuarta parte de habitantes aproximadamente. Esto hace que sea la ciudad más poblada de América y la tercera ciudad más poblada del mundo
  4. Su oscuridad. Apenas hay alumbrado público. Si alguna vez voláis al DF y llegáis por la noche, probablemente experimentéis dos sensaciones: desde el avión, la sensación de decir: “¿pero realmente en esta locura de ciudad es en donde vivo?”; y una vez en tierra y callejeando, la sensación de ciudad “muerta”, oscura, sin apenas vida, cosa que evidentemente cambia en cuanto sale el sol
  5. Y por último (y seguro que condicionado por el hecho de que me dedico a esto, quizá otro no lo note) la elevada saturación publicitaria que se ve en la calle. Conduciendo desde el aeropuerto hacia la Delegación de Miguel Hidalgo, no creo que haya nadie capaz de contar el número de vallas publicitarias que hay, algunas de ellas clausuradas por la autoridad (vaya usted a saber por qué…) y otras de ellas con creatividades de lo más variopintas (y a veces hasta cuestionables). Ahí van algunas fotos:

Circuito Bicentenario, unas 10 vallas a la vista. Y así todo el camino

Suspensión actividades

Anuncio en “suspensión de actividades”. Es bastante normal que una buena parte de las vallas se vean así; dicen las malas lenguas que cuando se acercan elecciones generales, sube el % de anuncios clausurados para “recaudar” y financiar la campaña. Yo no lo sé…

Original forma de vender sal...Salgamos a correr por las mañanas

Original forma de vender sal…Salgamos a correr por las mañanas

Sin comentarios. El valor añadido...heces más firmes. No hay nada como tener perro!

Sin comentarios. El valor añadido…heces más firmes. No hay nada como tener perro!

Aceite Sabrosano; mismo arte, va cambiando el claim. Deben tener 4 o 5 distintos, cada uno supera al anterior...

Aceite Sabrosano; mismo arte, va cambiando el claim. Deben tener 4 o 5 distintos, cada uno supera al anterior…

Sabrosano de nuevo...

Sabrosano de nuevo…

Interjet, derroche de creatividad...

Interjet, línea low cost…pues eso, impresionante…

Otra de bajo coste, esta cuesta hasta entenderla!

Otra de bajo coste, esta cuesta hasta entenderla!

Aparte de que el montaje de la chica partida por la mitad da cierta impresión, el claim es digno de análisis

Aparte de que el montaje de la chica partida por la mitad da cierta impresión, el claim es digno de análisis. ¿De noche desviste? ¿En serio?

En fin, obviamente el DF es mucho más que esto. Mucha vida, mucho espacio verde (sorprende la cantidad de arbolado y de parque público), miles de buenos restaurantes en los que disfrutar de una buena comida y muchos rincones apetecibles para pasar la tarde o pasear. Una ciudad muy recomendable.