CROWDFUNDING

Pues no pudo ser. Al final los señores de Canonical no lo consiguieron. La verdad es que conseguir 32 millones de dólares en 30 días era un reto alto. Se quedaron en 12,8 millones, que no esta nada mal, teniendo en cuenta que apoyaron toda su estrategia en la comunidad. Me parece espectacular que hayan sido capaces de alcanzar esa cifra. Se ha convertido en la campaña de crowdfunding que más dinero ha recaudado de la historia, apoyada por casi 20.000 personas. Ellos se quedaron sin campaña…y yo me quedé sin teléfono; eso sí, la cantidad aportada fue devuelta casi de forma inmediata a través de mi cuenta de PayPal.

Durante los 30 días de campaña mantuvieron a la gente enganchada y puntualmente informada; se generaron casi 21.000 comentarios en la página de Indiegogo e incluso pusieron en marcha un “concurso” para premiar al que más adeptos captase. Lo hicieron realmente bien, pero no llegaron, aunque no cabe duda de que han construido una buena comunidad para el futuro.

Independientemente de esto, yo me quedo con que el crowdfunding es una realidad. Casi cualquier proyecto adecuadamente empujado en las redes puede llegar a ver la luz y casi cualquier persona puede poner un producto nuevo en el mercado. Sin capital propio, sin marketing masivo, sin una gran corporación detrás; simplemente con una buena idea y algo de valentía.

Y siguiendo con el tema del crowdfunding, este fin de semana leía un artículo en Mashable sobre un proyecto en Kickstarter para convertir un iPad en una cámara 3D; me ha parecido especialmente curioso porque creo que va a ayudar a popularizar las impresoras 3D y por lo tanto la personalización y descentralización de la producción. Aparte de eso, le da una vuelta de tuerca a la realidad aumentada. Os invito a ver el video; dura cinco minutos pero merece la pena. Por cierto, querían recaudar 100.000 dólares (otro nivel de objetivo, desde luego) y lo consiguieron…en tres horas y media.